Laguna del Duque, Arroyo Malillo, La Ceja, Calvitero, Cuerda de los Asperones, Laguna de las Cocinillas

Laguna del Duque, Arroyo Malillo, La Ceja, Calvitero, Cuerda de los Asperones, Laguna de las Cocinillas
Ruta: Central del Chorro, Laguna del Duque, Arroyo Malillo, La Ceja, Calvitero, Talamanca, Cuerda de los Asperones, Arroyo Malillo, Laguna de las Cocinillas, Laguna del Duque, Central del Chorro

12, 13 de Junio de 2012


Hacía ya un año que tuve la suerte de conocer el Arroyo Malillo y ya cuatro de la Cuerda de los Asperones, era ya mucho tiempo sin hacerla y también tenía muchas ganas de hacer noche en ese precioso valle, así que aproveché la ocasión para proponer un regreso.


Fuimos a la Central del Chorro, donde dejamos el coche y comenzamos a andar por el sendero que sale a la izquierda de la central.


El camino nos hace pasar por debajo de la gran tubería en dos ocasiones.
Mas adelante llegamos a un cruce que marca Laguna del Duque por el camino que sube a la izquierda y Presa hacia la derecha. La verdad que nunca he entendido estas indicaciones.... nosotros escogimos el mas bonito, el de la presa.

Vistas atras.


Este camino nos hace subir por debajo de la tubería, por la roca.

La garganta va un poco seca en esta época.


Al llegar a la Laguna del Duque nos llevamos una sorpresa ya que estaba prácticamente llena.
La bordeamos por el margen derecho en busca del valle que hay al fondo.




Una vez en el otro extremo continuamos el camino que se adentra por el valle, dejando la garganta a la izquierda.



La zona es preciosa,, mágica y solitaria, tiene un encanto especial.

Llegamos a una pequeña praderita antes de llegar a un estrechamiento.


En el estrechamiento es imposible continuar por el cauce, así que tenemos que hacer una trepadita por la pared de la derecha.


La trepada es fácil, pero hay que tener cuidado, ya que un resbalón nos costará caro.


Una vista atrás después de la trepada.


Una vez terminada la trepada seguimos por la roca hasta que volvemos a enlazar con el arroyo.


Y mas adelante llegamos al precioso valle del Arroyo Malillo.


Una mirada atrás.


Buscamos una zona buena, cenamos y montamos el vivac.





Precioso atardecer.


Al dia siguiente amanece con un color rojizo sobre las paredes por las que tenemos que subir.


Amanecer.


Recogemos, nos preparamos y continuamos por el valle en busca de la pedrera de acceso a la Cuerda del Calvitero.


Una mirada atrás desde la pedrera.


La Ceja desde la subida.


El grupo acabando de subir.


Una vez en la cuerda dejamos las mochilas y nos acercamos a subir La Ceja.

Agujas de Hoya Moros.


Lagunas del Trampal desde la cima de La Ceja 2.592m.


Regresamos hasta las mochilas, las dejamos un poco mas adelante y nos vamos hacia el Calvitero.


Bajando el Paso del Diablo.


Vistas del Valle del Jerte desde la cima del Calvitero 2.400m.


Una vez subido el Calvitero volvemos a subir el Paso del Diablo, cogemos las mochilas y nos vamos hacia la Cresta de los Asperones.


La cresta es una gozada, es fácil y entretenida.


Como no vamos muy bien de tiempo tras pasar la Portilla de Talamanca cogemos una canal de bajada al Arroyo Malillo.




Una vez en el valle cogemos un senderito hitado que nos lleva por las paredes de la derecha bordeando las cimas.

Vistas de la Laguna del Duque.


Seguimos bordeando la montaña y llegamos a la solitaria, olvidada y preciosa Laguna de las Cocinillas.


Tras disfrutar de ella continuamos en dirección Este para bajar a la Pradera del Galindo.

Vista de la Pradera del Galindo y Risco de la Campana.


Una vez en la Pradera del Galindo nos encaminamos hacia una pequeña canal que baja a la Laguna.


La canal se baja bastante bien sin problemas y una vez abajo continuamos el camino que bordea la laguna para bajar ahora por el camino que desechamos al subir.



Y así acabamos estos dos buenos días de montaña en los que volví por sitios a los que tenía ganas y pude dormir en el tan querido valle del Arroyo Malillo.
Pero aún queda lo mejor...

No hay comentarios:

Nota importante

Las descripciones de las rutas del blog, son totalmente subjetivas, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, y analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc. bajo su único punto de vista, que en ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
Estas descripciones no pretenden ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente válida.
Si decides realizar alguna ruta documentate además en libros y guías especializados sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.